El sabor de lo nuestro
Plátano de Canarias

Un poco de historia

El cultivo del plátano tiene su origen en el Sudeste Asiático, entre la India y Malasia. Unos 500 años d.C., pasó a África a través de Madagascar y en el siglo VI se estableció en las costas del Mediterráneo, llegando a Canarias procedente de Guinea mediante las conquistas africanas de los portugueses.

Se cree que desde Canarias los españoles llevaron el plátano a América.

Rico en fibra y potasio, el plátano es una de las frutas favoritas de los españoles. La OCU ha entrado en varias plantaciones para ver cómo se producen.

Más de 11 kilos de plátanos consumió cada español en 2010, un volumen al que solo superan las naranjas y mandarinas. Gusta a los niños, es muy fácil de pelar y se puede encontrar en los mercados durante todo el año a un precio muy estable. Estas razones explican su gran popularidad.

Para deportistas y para todos


El plátano maduro es rico en azúcares e hidratos de carbono complejos. Sin embargo, no es tan hipercalórico como muchos creen. Un plátano grande aporta las mismas calorías que una manzana o un yogur de fresa. Es además una fuente de potasio abundante: una pieza cubre el 32 % de la cantidad diaria recomendada (CDR) de este mineral para un adulto. Es así una fruta ideal para deportistas, ya que previene los calambres. Y, por si fuera poco, un solo plátano cubre un 15 % de la cantidad recomendada de fibra.

Plátano de Canarias vs banana

¿Por qué es tan diferente el sabor y las propiedades del plátano canario respecto a la banana? Aquí tienes algunas claves.

Entre las principales diferencias se puede decir que el Plátano de Canarias posee un mayor grado de madurez y permanencia en la planta que la banana tropical debido a la menor distancia entre la producción y el mercado consumidor del plátano.

Además el Plátano de Canarias posee un mayor índice de humedad, por lo que es mucho más sabroso que la banana, que es más seca.

En la banana los valores de carbohidratos, azúcares solubles y sacarosa son ligeramente mayores, lo que le confiere una textura más harinosa que la del Plátano de Canarias que, además, tiene niveles más altos de contenido en potasio.

Finalmente, el clima de las Islas Canarias es más variable que el de los países tropicales, lo que también repercute en un mayor tiempo de permanencia del plátano en la en planta (6 meses) respecto a la banana (3 meses), confiriéndole un mayor grado de madurez, sabor y aroma.

Fuentes: Estudio nutricional del Plátano de Canarias Universidad de Navarra Departamento de Fisiología y Nutrición. Estudio comparativo del valor nutritivo del plátano canario y la banana americana Universidad Complutense de Madrid – Facultad de Farmacia Departamento de Nutrición y Bromatología II.

 

Galería

 
  • Plátano de Canarias
  • Plátano de Canarias
  • Plátano de Canarias
  • Plátano de Canarias

 

disfruta del platano de Canarias